Apariciones de la Virgen Maria en Kibeho (Africa)

Apariciones de la Virgen Maria en Kibeho (Africa)

 

Kibeho es una pequeña localidad situada al sur de Ruanda, en el actual distrito administrativo de Nyaruguru, a 162 km de la capital del país, Kigali. Kibeho es también el nombre de una de las parroquias de la diócesis de Gikongoro, fundada en 1934 y dedicada a la Madre de Dios. Hoy la parroquia de Kibeho es conocida sobre todo como un lugar de apariciones, reconocida por la Iglesia y de peregrinación.

Las apariciones de Kibeho comenzaron el 28 de Noviembre de 1981 y concluyeron el 28 de noviembre de 1989. La primera vidente fue una joven de 16 años, Alphonsine Mumureke, que tuvo visiones mientras estaba en la escuela. Los maestros y estudiantes no la creían y muchos se burlaban de ella. Pero tiempo después, otras muchachas de la escuela afirmaron que también tenían visiones: Natalie Mukamazimpaka, de 17 años, que verá a la Virgen durante casi dos años, desde el mes de enero en 1982, y Marie Claire Mukamgango, de 21 años. Las apariciones de la Virgen durarán desde el mes de marzo hasta el mes de septiembre de 1982. A Marie-Claire, María confiará la misión de difundir en la Iglesia el Rosario de los Siete Dolores de la Virgen.

Otros cuatro videntes fueron señalados, pero no fueron incluidos en la aprobación oficial de la Iglesia. Para seis videntes, las apariciones terminaron en 1983. Sólo Alphonsine continuará teniendo apariciones el 28 de noviembre de cada año hasta 1989.

La Virgen se presenta a todos los videntes como la Madre del Verbo (En lengua local: Nyina Wa Jambo).

En Kibeho, el mensaje lanzado por María es un llamamiento urgente al mundo: un llamamiento al arrepentimiento y a la conversión de corazón, a la oración sincera, a amar y a tener una fe viva. Pero es sobre todo una llamada a la reconciliación. María nos pide renunciar al pecado, deplorar toda idolatría, falta de respeto, materialismo, hipocresía e inmoralidad sexual.

María llama al mundo a cambiar de vida, mientras todavía hay tiempo, ponerse en guardia contra las graves consecuencias del estado moral actual. El 15 de octubre de 1982, las visiones fueron espantosas: la sangre fluía libremente, las personas se mataban, los cadáveres estaban abandonados en sus tumbas, visiones que resultarán proféticas, en vista de las tragedias humanas sufridas en Ruanda y en las regiones de los Grandes Lagos, entre 1994-1995, en un contexto de guerra civil entre Hutus y Tutsis. En sólo algunos meses, el genocidio de Ruanda alcanzará 800.000 personas muertas, entre ellas 3 obispos y más de 400 sacerdotes y religiosos. Una de las videntes, Marie-Claire, morirá también durante la masacre.

El 15 de agosto de 1988, el obispo de la diócesis de Butare, monseñor Jean Baptiste Gahamanyi, aprobó el culto público y dio a este santuario mariano de Kibeho el nombre de Nuestra Señora de los Dolores. La Santa Sede dio su aprobación el 21 de junio de 2001.
Oración:

 

Santa María, Nuestra Señora de los Dolores,

enséñanos a comprender el valor de la Cruz en nuestra vida…

 

 

VIDEO:

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s